/* LinkedIn Insight Tag */
SaaS vs On premise

¿Qué modelo elegir para tu empresa?

Cuando se decide adoptar una nueva aplicación o herramienta empresarial hay que valorar la modalidad más conveniente, SaaS u On Premise. Ambas opciones pueden ser válidas dependiendo de los objetivos y necesidades de cada empresa.

Modelo SaaS

Empezaremos por definir el modelo SaaS, así como sus principales ventajas y desventajas, a continuación haremos lo mismo con el modelo On Premise.

 

El software como servicio (SaaS) es un modelo que permite a los usuarios conectarse a las aplicaciones de un proveedor cloud basadas en la nube mediante un modelo de pago por uso.

Las ventajas del modelo SaaS:

  • Costes más reducidos por no tener que asumir una elevada inversión inicial, el mantenimiento, configuración y actualización de los servidores. Es decir, se paga en función de los servicios contratados sin asumir otros gastos relacionados con la infraestructura.

  • Permite una mayor flexibilidad y libertad al poder acceder desde cualquier dispositivo, a cualquier horario y desde cualquier ubicación.

  • El nivel de seguridad es muy alto, ya que es el mismo proveedor cloud el que invierte en las mejores herramientas, realiza constantes actualizaciones de seguridad para eliminar vulnerabilidades y cuenta con las certificaciones de seguridad más apropiadas.

  • El rendimiento y disponibilidad del servicio ofrece la máxima garantía debido a que los proveedores cloud se apoyan de servidores distribuidos en diferentes puntos y utilizan otras tecnologías para garantizar un óptimo funcionamiento y acceso a las aplicaciones.

  • El servicio es escalable porque el proveedor permite añadir o aumentar funcionalidades según los requerimientos de cada cliente.

Las desventajas del modelo SaaS:

  • Elevada dependencia del proveedor cloud, ya que un cambio a otro proveedor puede suponer un alto impacto para la empresa.

  • Al usar la aplicación de un tercero, la empresa reduce el control de sus datos y sistemas.

  • Algunos proveedores cloud limitan la personalización por parte de la empresa y esto puede suponer un freno en algunos aspectos.

Modelo On Premise

El modelo On Premise es más tradicional, en el cual la implantación del software se realiza en servidores internos, siendo la infraestructura informática y tecnológica propiedad de la empresa.

Las ventajas del modelo On Premise:

  • La empresa tiene el control de toda su información e infraestructura, ya que no depende de ningún proveedor externo.

  • No es necesario disponer de Internet para acceder a las aplicaciones o información empresarial, porque se puede hacer directamente desde la propia intranet del negocio

  • La personalización de las aplicaciones es muy alta debido a que se puede implementar soluciones específicas para procesos y tareas concretas del negocio.

Las desventajas del modelo On Premise:

  • La presencia de personal cualificado para poder configurar, efectuar el mantenimiento y actualizar los equipos y programas que utiliza la empresa.
  • Los costes en infraestructura tecnológica son elevados (inversión inicial en la adquisición de los equipos, personal cualificado, mantenimiento, actualizaciones, licencias, nuevos equipos, incluso el gasto en suministro eléctrico).
  • Para el teletrabajo y las diferentes sucursales que pueda tener una empresa resulta complicado acceder a los sistemas y datos de forma remota.

  • La seguridad de los datos y los sistemas requiere de una considerable inversión de tiempo, esfuerzo, y dinero, para garantizar un buen grado de protección.

Conclusión

Es cierto que en los últimos años el modelo SaaS está ganando terreno al modelo On Premise, ya que se adapta mejor a las necesidades y objetivos de las empresas modernas. Eso no significa que el modelo On Premise este obsoleto, puesto que para algunas empresas puede tener mucho sentido su implantación, sobre todo si cuentan con su propio departamento TI para poder gestionar la infraestructura de forma eficiente. Por lo tanto, para tomar una decisión acertada, es recomendable valorar los pros y los contras de cada modelo en función de las características de cada empresa.

 

Por último, otro aspecto fundamental, es la gestión de los software, indistintamente de sí una empresa utiliza el modelo SaaS, On Premise o una combinación de ambos.

 

Cada vez más, las empresas tienen más software contratados y su gestión se vuelve más compleja y tediosa. Esto provoca ineficiencias que afectan directamente al rendimiento empresarial. 

 

Para solucionar estos problemas aparece Wozala, es la plataforma que ayuda a optimizar la inversión en software, tanto el modelo SaaS como el On Premise, evitar errores y reducir el tiempo implicado en tareas manuales.

Descubre cómo Wozala puede ayudarte

/* Suscripción Newsletter + EBook */ /* Formulario Lateral + Propuesta de Valor */